Publicaciones Destacadas
Estás aquí: Inicio / Comunidades de Participación / AMER / Glosario Mercedario

Glosario Mercedario

Para descargar una versión imprimible del documento, por favor hacer clic AQUI

Este glosario fue elaborado para ser utilizado en la Pastoral Educativa y Social de las instituciones de las Hnas. Mercedarias del Niño Jesús. A los fines de utilizar un mismo lenguaje en nuestra pastoral.

 

  1. 1.    Acción Pastoral Planificada: Es la respuesta específica, consciente e intencional, a las necesidades de la evangelización. Deberá realizarse en un proceso de participación en todos los niveles de las comunidades y personas interesadas. (CONFERENCIA EPISCOPAL LATINOAMERICANO, Documento de Puebla, Nº 1307)

 

  1. 2.    Animar: Es dar alma. Motivar a las personas, profundizar el sentido de identidad en torno a los valores, criterios y objetivos de una propuesta pastoral; hacer presente la unidad y la globalidad del proyecto pastoral y orientar las opciones y actividades del mismo.

Es unir y crear comunión en torno al proyecto compartido, convocar y favorecer la información y la comunicación, promover la colaboración y hacer crecer el sentido de pertenencia.

 

  1. 3.    Carisma: Es un don que viene de Dios, y por ser un regalo de Dios es totalmente gratuito, se nos da sin pedirlo y sin merecerlo. Es la presencia amorosa del Espíritu de Dios que anima nuestra vida y que se ordena para edificar y enriquecer a la Iglesia. Los carismas siempre están en función del servicio evangelizador.

 

  1. 4.    Catequesis: Es un proceso en el cual se acompaña al hombre en forma permanente, progresiva, sistemática, integral, orgánica y vital para alcanzar la madurez de la fe. Busca la adhesión total a la persona de Jesucristo.

 

  1. 5.    Creatividad: Es un valor en sí mismo y que en razón del crecimiento personal y de la animación se aprende y se desarrolla en las comunidades donde se acompañan el crecimiento y se dinamizan los grupos. Es toda actividad humana que da lugar a algo nuevo valioso. El hombre es creativo cuando asume  alguna posibilidad ofrecida y colabora a que surja algo nuevo dotado de valor. (LÓPEZ QUINTÁS, Alfonso “ El arte de pensar con rigor y vivir de forma creativa”. Editorial Docencia 1996).   

 

  1. 6.    Catecumenado (de Katejein = instruir de palabra): En su sentido más clásico, la instrucción iniciática de carácter catequético-litúrgico-moral, creada por la Iglesia de los primeros siglos, con el fin de preparar y conducir a los convertidos adultos, a través de un proceso espaciado y dividido por etapas, al encuentro pleno con el misterio de Cristo y con la vida de la comunidad eclesial, expresado en su momento culminante por los ritos bautismales de iniciación: bautismo, ritos bautismales, Eucaristía. Es el proceso de aprendizaje de la vida cristiana por el que renunciando a lo antiguo se comienza a vivir la novedad de la vida en Cristo. (Dionisio Borobio, Catecumenado e Iniciación Cristiana, Ed. CPL, pág. 57)

 

  1. 7.    Catequeta: Es aquel que reflexiona críticamente sobre la catequesis y ayuda al catequista a asumir con mayor autenticidad su tarea. Toma distancia del quehacer catequístico para examinar y mejorar la tarea catequística que cumple la Iglesia.

 

  1. 8.    Catequética: Es una ciencia teórico – práctica; que con principios de la teología y los aportes de las ciencias humanas; estudia y orienta la acción catequística de la comunidad eclesial a la luz de la fe. Mira críticamente la catequesis en acto para comprenderla, mejorarla y aprobarla.

 

  1. 9.    Catequista: Es el agente pastoral que, poseyendo una madurez humana y cristina básica, y una competencia pastoral, en nombre de la comunidad eclesial a la que pertenece y enviado por el Obispo o  sus delegados, promueve y guía un itinerario orgánico y progresivo de formación cristiana, para un determinado grupo de destinatarios.

Sus funciones comunes: a) es portavoz de la comunidad eclesial, habla en nombre de la Iglesia, no puede considerarse amo absoluto de su acción evangelizadora, ni puede realizarla según criterios y perspectivas individualistas, sino que debe ser en comunión con la Iglesia y sus pastores, b) es un profeta, su servicio específico es el de transmitir la hermosa noticia de Jesucristo, Hijo de Dios, c) es un maestro que introduce a las personas en la comprensión de los signos a través de los cuales Dios se manifiesta,  d) es un educador tiene la tarea de promover la conversión y el crecimiento de la vida espiritual de los destinatarios, ayudándoles a caminar detrás de Jesucristo hasta encarnar su estilo de vida.  Por eso está llamado a crear las condiciones que permitan a los destinatarios vivir el proyecto cristiano promoviendo experiencia de vida eclesial, de oración y de labor solidaria, e) es un testimonio debe hacerse signo  de la Palabra en su propia vida. (AUTORES VARIOS, Diccionario  Catequético, Catequista, Ed. Centro Catequística Salesiano, Madrid, 1999)

 

10. Cautividad: es la opresión que sufren las personas por parte de un  sistema, que por razones de tipo económico y social, racial o cultural, ideológico, psicológico o religioso no le permite desarrollar sus posibilidades personales  y sociales. Nadie los sacrifica externamente, ni los esclaviza; son jurídicamente libres, pero carecen de libertad.(PIKAZA, XABIER. El camino de la paz. Editorial Khaf.2010)

 

11. Coordinación: Es un elemento clave en el impulso de toda actividad humana, de tal manera que si se carece de esta, se realiza acciones dispersas, repetitivas incongruentes y hasta contradictorias. (CELAM, Manual de Formación Catequética, 2009, pág. 351)

 

12. Coordinación Pastoral:  Es una acción por medio de la cual se promueve, anima y coordina la acción evangelizadora de la comunidad, donde los carismas y dones personales se descubren y ordenan para logros comunesDesde este lugar cada miembro del equipo ha de sentirse estimado, reconocido, aceptado con sus dones y talentos, cualidades y limitaciones.(Cfr Const. HHMM N°71).  Además de su carácter  estratégico, la coordinación  comprende una dimensión teológica de fondo porque toda ella apunta a la unidad de la fe que sostiene todas las acciones de la Iglesia. (CELAM, Manual de Formación Catequética, 2009, pág. 351)

 

13. Competencia: Son capacidades (saberes, habilidades, aptitudes, savoirfaire, valores, actitudes, comportamientos) para enfrentarse con éxito a problemas de la vida cotidiana, social y profesional, así como a situaciones excepcionales. Cada individuo debería adquirir dos tipos de competencias: unas, relacionadas con el mundo del trabajo y otras destinadas a orientarse personalmente y afrontar la realidad de la vida cotidiana.

 

14. Comunidad eclesial de base (CEB): Célula viva de la parroquia, entendida esta como comunión orgánica y misionera. Integrada por pocas familias, y está llamada a vivir como comunidad de fe, de culto y de amor; a de estar animada por laicos, hombres y mujeres adecuadamente preparados en el mismo proceso comunitario; los animadores han de estar en comunión con el párroco respectivo y el obispo. (IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y el Caribe, Documento Santo Domingo, edición digital, 1992, nº 61)

 

15. Comunión: Es el espacio de encuentro, reflexión y fiesta para generar un ambiente acogedor y cálido donde todos los bautizados puedan vivir los diversos carismas con verdadero y fecundo espíritu de caridad, de verdad y de unidad en la diversidad en plena comunión entre sí, recreando los espacios habituales para hacerlos lo suficientemente atrayentes: comunidades religiosas, instituciones educativas, movimientos, grupos misioneros. Al mismo tiempo es necesario que todos se sientan llamados a la participación armónica en la misión en la comunidad eclesial.

 

16. Comunidad Educativa: es el conjunto de personas que están convocados y reunidos por el mismo fin: la educación. Cada uno asume su rol y su función, y juntos procuran la formación, la promoción y la maduración humana y espiritual de todos sus miembros. La comunidad no es igual a la suma de sus miembros, sino un proyecto común animado por el mismo espíritu.

 

17. Conversión Pastoral: Consiste en abandonar las antiguas estructuras personales, institucionales, eclesiales y crear las nuevas estructuras que mantienen la fidelidad a la tradición pero saben dialogar con los nuevos tiempos. Implica salir de la comodidad de lo que siempre se hace y se hizo para comenzar a hacer lo que se debe hacer, aunque implique mayor compromiso y esfuerzo.

 

18. Cultura: Es el modo particular como, en un pueblo, los hombres cultivan su relación con la naturaleza, entre sí mismos y con Dios, formando el conjunto de valores que caracterizan a un pueblo y a los rasgos que lo definen, de modo que puedan llegar a un nivel verdadera y plenamente  humano. (CONFERENCIA EPISCOPAL LATINOAMERICANO, Documento de Puebla, Nº 386)

 

19. Currículum Evangelizador: es el desarrollo de los contenidos de la cultura que se han ordenado, sistematizado y secuenciado para facilitar la transmisión a través de los diversos niveles del sistema educativo, pero que manteniendo la fidelidad a los conocimientos y a los saberes, construye y comunica los valores del Evangelio en una síntesis activa entre la cultura, la fe y la vida.

 

20. Didáctica: (del griego didaskein, «enseñar, instruir, explicar») es la disciplina científico-pedagógica que tiene como objeto de estudio los procesos y elementos existentes en la enseñanza y el aprendizaje. Es, por tanto, la parte de la pedagogía que se ocupa de las técnicas y métodos de enseñanza.

 

21. Didáctica Catequística: Orienta los elementos y condiciones objetivas y subjetivas de la enseñanza aprendizaje, a fin de que favorezcan la comunicación de la fe. Como educación sistemática de la fe, necesita una mediación didáctica que asegure la calidad de la praxis catequística.

 

22. Discernimiento: “Es la interpretación de la situación histórica que encuentra el principio cognoscitivo y el criterio de las opciones de actuación consiguientes en una realidad nueva y original. Es la interpretación que nace a la luz y bajo la fuerza del Evangelio, del Evangelio vivo y personal que es Jesucristo, y con el don del Espíritu Santo”. (JUAN PABLO II, Pastores Dabo Vobis, 10). Puede ser personal y/o comunitario.

 

23. Educación Redentora: Es la educación que  asume la Encarnación como criterio pastoral y social, haciendo posible que  los miembros del pueblo de Dios puedan comprender el Evangelio de Jesús con sus códigos culturales.(Cfr. Directorio N° 97. HHMM)

Significa suscitar un hombre nuevo, una comunión de libertad y amor donde los hombres puedan convivir en gratuidad y entrega mutua, superando las viejas divisiones de opresores y oprimidos.

 

Es el proceso personal y comunitario de optar por una pedagogía de la acción liberadora que anuncia a Cristo Redentor para contribuir a la conversión del hombre total y hacerlo partícipe de la vida nueva de los hijos de Dios que crezca hasta la vida eterna.

Pedagogía de Dios, donde el Padre se muestra a su Pueblo como el Liberador; Jesucristo, su Hijo encarna el Proyecto Redentor y  el Espíritu Santo nos hace libres.

Descubrimos en María de la Merced, la expresión del Amor de Dios, redentora de los cautivos, el principio de la libertad y entrega de amor redentor y de sacrificio por los demás.

 

24. Educación Religiosa Escolar (E.R.E): Es una disciplina que desarrolla los contenidos de las verdades de la fe, está llamada a penetrar en el ámbito de la cultura y de relacionarse con los demás saberes.  Es necesario que la ERE aparezca como una disciplina escolar con la misma exigencia de sistematicidad y rigor que las demás materias. La ERE mediante el diálogo interdisciplinario, funda, potencia, desarrolla y complementa la acción educadora de la escuela.” (DGC 73).

 

25. Esclavitud: El hombre pierde los derechos de su dignidad como tal, esto es, el derecho a la vida, a la libertad, a la independencia lo cual lleva consigo la pérdida del derecho a la propiedad y a la asociación.

Las características que definen la cautividad de los cristianos pueden resumirse en las siguientes: una situación de violencia o forzada suspensión de la libertad, física y moral, del fiel cristiano por parte de enemigos de su fe que ponen en peligro tanto su vida como sus creencias religiosas ya que durante su cautividad es privado completamente de la posibilidad de mantenerla o alimentarla debido a:  la falta de asistencia espiritual (sacramentos, palabra de Dios, etc.) al abandono de la fe cristiana para readquirir la libertad, y a las torturas y privaciones de su condición de cautivo. (Fr. Pío Pablo Donnelli, Cristianos cautivos para la Orden de la Merced, Roma 1978, pag. 81, 86)

 

26. Espiritualidad: Se relaciona con la identidad de la persona, con sus opciones fundamentales,  su propia vocación y su propio proyecto de vida.

La espiritualidad es una fuerza unificante y totalizante que hace que una persona viva con energía y generosa disponibilidad.

Un  modo ordenado, humano y coherente de desarrollar el don recibido, el carisma personal, la presencia del espíritu de Dios y la vida cristiana. Por tanto podemos decir que: la espiritualidad es el cultivo de ese don de Dios, del carisma, que se nos da como una semilla sembrada en la tierra de nuestra libertad, de nuestras decisiones, para ser cultivada. Don, regalo, que necesita ser aceptado con amor y paciencia, cuidado con dedicación y esfuerzo,  para lograr que crezca  y pueda dar frutos abundantes. La espiritualidad es como la humedad que empapa y fecunda la tierra para que crezca la semilla del don de Dios.El carisma y la espiritualidad van siempre juntos.

 

27. Evangelización:  Entendemos por Evangelización: “ el proceso total mediante el cual la Iglesia, Pueblo de Dios, movida por el Espíritu: anuncia al mundo el Evangelio del Reino de Dios; da testimonio entre los hombres de la nueva manera de ser y de vivir que El inaugura; educa en la fe a los que se convierten a El; celebra en la comunidad de los que creen en El, mediante los Sacramentos, la presencia del Señor Jesús y el don del Espíritu; e impregna y transforma con su fuerza todo el orden temporal”. (JUAN PABLO II, Catechessi tradendae, Nº 169)

 

28. Formación: Es capacitar para comunicar el mensaje evangélico y ayudar al crecimiento y maduración de la fe de manera que se constituyan en verdaderos discípulos de Cristo, por medio de un conocimiento vivencial e íntimo de su persona y de su mensaje. La formación ha de ser una opción fundamental en el propio proyecto vocacional. (La Catequesis en América latina, 1999)

 

29. Inculturación: Es la presentación y re expresión del Evangelio en formas y términos convenientes a una cultura. Este proceso resulta en la reinterpretación de ambos, sin ser infieles a ninguno de los dos. Si se llega a algo menos, no es inculturación. En otras palabras, debe haber una síntesis y no un sincretismo – yuxtaposición de dos significados no comunicados.

 

30. Inculturar: Es impregnar la cultura con el Evangelio.

 

31. Iniciación: (proviene del Latín inire, ir hacia adentro o entrar dentro) El término de iniciación significa pues el comienzo de algo, de una actividad o etapa. La iniciación cristiana es el proceso mediante el cual los creyentes entran en la plenitud de la vida cristiana, incorporándose al misterio de Cristo y de su Iglesia. Exige la transmisión de unos conocimientos, se expresa mediante ritos o gestos simbólicos y determina la integración o pertenencia a la comunidad cristiana. Estas semejanzas reflejan la pedagogía divina y la acción del espíritu común a todas las culturas religiosas, a la vez que expresan la profunda raíz antropológica del mismo cristianismo, cuyo origen divino no excluye sino que supone su radical sentido humano. (Cfr. E. LODI, Iniciación-catecumenado, En diccionarios teológicos interdisciplinar, Sígueme, Salamanca, 1982)

 

32. Itinerario Formativo: Proceso de etapas, con tiempos y grados por el que las personas avanzan en la fe por la gracia de Dios y el auxilio de la Iglesia.

Se desarrolla como un camino progresivo de formación y de participación en el misterio de la salvación; de progreso en la fe, en la esperanza y en la caridad; en las virtudes humanas y en el obrar conforme a la condición de hijo de Dios en esta familia Mercedaria.

 

33. Kerigma: Se puede traducir por proclamación, anuncio o predicación, pero estas palabras no llegan a recubrir el contenido denso de esta realidad. El contenido del Kerigma es la Persona viva de Jesús y sus hechos salvíficos, no a modo de historia o relato de hechos pasados, sino un “Anuncio lleno de ardor que lleve a la decisión de entregarnos a Jesucristo por la fe”. (CT 20). El papa J.P II nos propone en la exhortación Apostólica Chistifideles Laici un modelo que cabría considerar ¡el hombre es amado por Dios! Éste es el simplísimo y sorprendente anuncio del que la Iglesia es deudora respecto del hombre. La palabra y la vida de cada cristiano pueden y deben hacer resonar este anuncio: ¡Dios te ama, Cristo ha venido por ti; para ti Cristo es el camino, la verdad y la vida!(Jn 14,16) (Chl, 14)

 

34. Laico: La palabra «laico», es un derivado del término latino “laos” que significa “pueblo”; fue acuñado muy temprano por el cristianismo y nunca, en ninguna cultura, menos en el cristianismo, significó que alguien no tuviera ninguna religión.

 

35. Liberar: Es el gesto particular que emplean los mercedarios para realizar la buena obra redentora. Es la cumbre de la acción redentora: romper las cadenas de aquellos que se encuentran atados, cortar sus ataduras, permitiendo de esa forma que ellos puedan realizarse. Lo que importa al fin no es el gesto mercedario (visita) sino el nuevo modo de existencia de los liberados.

 

36. Libertad: es el poder, radicado en la razón y en la voluntad, de obrar o de no obrar, de hacer esto  o aquello, de ejecutar así por sí mismo acciones deliberadas. Por el libre arbitrio cada uno dispone de sí mismo. La libertad es en el hombre una fuerza de crecimiento y de maduración en la verdad y la bondad. La libertad alcanza su perfección cuando está ordenada a Dios nuestra bienaventuranza.(Catic.N° 1731).

 

37. Liberación: Es crear estructuras de justicia que no condenen la vida del pobre (en la tradición mercedaria la suma pobreza es la falta de libertad; la “redención del cuerpo” apuntaba a rescatar al cautivo para llevarlo a un lugar libre).

 

38. Líneas de acción: Es la respuesta de acción que es preciso dar a los desafíos y a las necesidades de los destinatarios. (Episcopado Latinoamericano, Documento de Santo domingo, Nº 230)

 

39. Merced: Es aquello que se da gratuitamente, es don o beneficio que se ofrece generosamente a los demás, sin pedirles nada a cambio. En este aspecto se asegura que oración es “levantar el corazón a Dios y pedirle mercedes”, gracias.

Cuando merced  alude a lo gratuito, se refiere a misericordia o compasión, a la ayuda no remunerada que se ofrece a los que están necesitados para sostenerlos en la vida. En consecuencia merced es  la piedad o compasión profunda que nos hace acompañar a los que se hallan oprimidos, ayudándoles generosamente. (PIKAZA, XABIER. Camino de liberación.  Editorial  Verbo Divino. 1987.)

 

40. Metodología: Es el estudio abstracto de los métodos. Es el discurso concerniente a los procedimientos (el camino que hay que recorrer) que lleva a cabo la educación para alcanzar sus objetivos pedagógicos.

 

41. Método: Conjunto de procedimientos que se siguen de manera sistemática y ordenada para lograr un fin determinado.

 

42. Misión: Es la acción evangelizadora destinada a aquellos que no conocen el evangelio y que tiene como finalidad la conversión o la aceptación global de Cristo.

La tarea de que el Evangelio llegue a todos los hombres atañe a toda la Iglesia por igual, de modo que el ministerio de la misión recae sobre la totalidad de los cristianos por el mero hecho de haber recibido el bautismo.

 

43. Misión Compartida: Es la colaboración entre los fieles laicos y consagrados en la escuela católica; la comunión en la misión educativa, el camino necesario de formación a la comunión para la misión educativa compartida y, finalmente la apertura hacia los otros como fruto esta comunión. (Benedicto XVI, Educar juntos en la escuela católica, 2007)

 

44. Nuevas Cautividades: Principios y sistemas opuestos al evangelio, los cuales surgen hoy en las sociedades humanas como nuevas formas de esclavitud social, política y psicológica, que derivan en última instancia del pecado y que resultan para la fe de los cristianos tan perniciosas como la esclavitud y cautividad de otros tiempos.

 

45. Nueva Evangelización: Es sacar nuevas luces para problemas nuevos; es operativa y dinámica No es proponer un nuevo Evangelio ya que el Evangelio es único, no es reevangelizar, se trata de tomar valores de la primera evangelización y actualizarlos para nuevos tiempos.

Debe ser nueva en el Ardor, Método y la Expresión.

 

46. Pastoral: Es la práctica y la acción en la vida de la Iglesia. Es el trabajo que se realiza concretamente dentro de la Iglesia.

Se refiere al conjunto de acciones de la comunidad eclesial que, teniendo como referencia iluminadora a la praxis de Jesucristo, busca construir el Reino de Dios en las situaciones concretas de la vida de las personas. Es un esfuerzo comunitario de la Iglesia particular, para responder a las necesidades de la evangelización, en un espacio y tiempo concretos.

Exige una renovación personal de todos los miembros de la Comunidad Eclesial, requiere de una renovación de las estructuras pastorales.

Es indispensable una acción pastoral con un método que favorezca la comunión y la participación, analizando la realidad y haciendo un discernimiento desde el Evangelio y el magisterio de la Iglesia.

 

47. Pastoral Orgánica: Es un esfuerzo comunitario de la Iglesia particular, para responder a las necesidades de la evangelización, en un espacio y tiempo concretos.

Tiene como finalidad la realización de la misión evangelizadora, en un mundo en cambio.

Exige una renovación personal de todos los miembros de la Comunidad Eclesial, requiere de una renovación de las estructuras pastorales.

Es indispensable una acción pastoral con un método que favorezca la comunión y la participación, analizando la realidad y haciendo un discernimiento desde el evangelio y el magisterio de la Iglesia.

 

48. Pedagogía: Es la teoría general de la educación, o el saber especifico de la educación, cuyos alcances son, no sólo los eventos  propiamente educativos, sino también la reflexión, la conciencia y la evaluación de la educación, así como sus propias herramientas de acción; todo ello en orden a su eficacia

 

49. Pedagogía Divina: Es aquella forma que Dios emplea en la historia de la salvación para darse a conocer, manifestar su proyecto liberador y llegar al encuentro con la humanidad. (CELAM, Manual de Formación Catequética, 2009, pág. 294)

 

50. Pedagogía catequística: Es la forma concreta de concebir y realizar la actividad catequizadora. Se refiere, por tanto, a una manera de pensar y a un estilo de actuar en la acción catequística.

 

51. Pedagogía de la fe: Es un acompañamiento que ayuda a la persona a abrirse a la vida religiosa y le propone el Evangelio de tal manera que penetre y transforme los procesos de comprensión, de conciencia de libertad y de acción, para que el hombre se entregue como Cristo lo hizo.

 

52. Pedagogía Liberadora: Busca la promoción y liberación integral de la persona humana y la transformación de la sociedad en sus distintas áreas y campos; presentando el mensaje cristiano como don ofrecido a la libertad de las personas y nunca como una imposición o carga.

 

53. Planificación pastoral participativa: es un proceso educativo que involucra a personas, grupos y comunidades, preparándolas para analizar y resolver sus problemas, mediante un trabajo en equipo, que aproveche todo el potencial humano y cristiano, individual, grupal  y comunitario. Es un proceso de cambio dirigido que busca transformar, renovar la situación actual hacia una situación más humana, más digna, más justa, más acorde con el plan de salvación.

Pretende hacer especialmente de los laicos, protagonistas responsables de su historia, y de la historia como construcción del Reino de Dios.

 

54. Planificar: Es la previsión de los medios adecuados al logro de fines futuros. Es usar procedimientos para introducir organización y racionalidad en la acción con el propósito de alcanzar determinados objetivos.

 

55. Proceso: es una realidad dinámica que implica una serie de acciones dirigidas hacia un fin. Es una operación que envuelve una secuencia de Etapas. (CASA DE LA JUVENTUD, Curso de Iglesia y vocación “El proceso de la Planificación Nº 170” marzo-abril Bogotá. Colombia, 1993.)

 

56. Redimir: Significa rescatar, es decir, comprar de nuevo, para dejar en libertad. Se supone así que el redimido vivía en una situación de enajenación: no se pertenecía a sí mismo, era de otro. Para los mercedarios del Niño Jesús, redimir es rescatar al oprimido de culturas antievangélicas.

 

57. Redención: del griego se traduce rescate, adquirir, adquisición (o de comprar). Está estrechamente ligada en la biblia con la idea de salvación: designa el medio privilegiado por Dios para salvar a Israel liberándolo de la servidumbre egipcia (Ex 12,27. 14.13; Is 63,9) pero lo libera de la servidumbre egipcia y lo constituye “ su pueblo particular”.

En el Nuevo Testamento Tt 2,13 ss, revela la obra de Cristo Jesús, Él es salvador  en cuanto que nos rescata  de toda iniquidad y  purifica a un pueblo que le pertenece en propiedad.”

El sentido etimológico latino redemptio designa en primer lugar una compra que no nos libera sino para adquirirnos para Dios. (DUFOUR, Xabier León. Vocabulario de Teología Bíblica. Herder. 1980).

 

58. Reino: Es la realidad divina presente en la historia humana, que la transforma. Construir el Reino significa trabajar por la liberación del mundo y todas sus formas. Es la manifestación y realización de la salvación en toda su plenitud.

El Reino se inaugura cuando Jesús venció a la muerte, en su vida terrena Jesús fue profeta del reino. (Juan Pablo II, Redemptoris Missio,1990, N 15). Sólo Jesús da a conocer su reino a los pequeños y humildes de corazón. (Mt 11,25).

 

59. Teología: Es la ciencia que estudia la Palabra de Dios en forma sistemática a la luz de la fe. Analiza científicamente el dato revelado.   Aporta a la catequesis la jerarquización  y la formulación de la doctrina de la fe, su actualización y adaptación a la cultura.

 

60. Visitar: Es el gesto particular de los mercedarios para realizar la buena obra redentora. Es el comienzo de la acción redentora. Hay que llegar hasta el lugar en que se encuentran los cautivos, compartiendo su opresión y sufrimiento. Eso significa que en el principio está la encarnación: vivir por dentro el dolor de los demás, compartir su propia suerte, conocer por experiencia sus dolores.

 

61. Vocación: Es un don y una gracia del Espíritu Santo, sin que esto signifique o implique manifestación exterior excepcional alguna. Es un gesto de predilección. Es una invitación para vivir en comunión, en el amor.

Es un llamado a una misión que exige una respuesta libre de parte de cada hombre.

 

Acerca de Hermanas Mercedarias

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top