Publicaciones Destacadas
Estás aquí: Inicio / Lema 2018

Lema 2018

Explicación Logo y Lema

Durante este año 2018 con el logo y lema de la pastoral, nos disponemos a descubrir el rostro de Jesús, en los rostros de aquellos que necesitan la redención.

Es en su mirada donde encontraremos la libertad y la redención verdadera, donde nuestro corazón se llenará de Su corazón y nuestra vida cobrará sentido.

El trazo simple y lineal del corazón pone a la luz el rostro de niños, jóvenes, mujeres y hombres en los que debemos aprender a descubrir el rostro de Jesús y acompañarlos en el camino hacia la redención.

La cruz que se desprende del trazo busca reforzar el concepto de que sólo en su presencia y con su presencia nos abriremos camino hacia el corazón de nuestros hermanos; esa es la cruz que nos pone en real conección y sintonía con Él. La cruz es el encuentro del amor de Dios y su misericordia y símbolo concreto de la salvación y de su presencia entre nosotros.

Cada color en el logo, refresca y representa nuestro espíritu mercedario: alegre, festivo, con fuerza, esperanzado y en movimiento. Colores que nos acercan a la plenitud y grandeza del espíritu joven de cada corazón mercedario dispuesto a trabajar y a salir a anunciar el amor de Dios.

Para iluminar nuestra reflexión y nuestro trabajo comunitario tomaremos la parábola de Jesús en Lc 15,8 “La dracma perdida”, ya que debemos iluminar nuestra casa-corazón, nuestras familias, nuestras comunidades, para encontrar el tesoro que hemos perdido, la predilección por los más pobres, los necesitados de recuperar su libertad y la dignidad de ser hijos de Dios.

También en Mc 8,22 “El ciego de Betsaida” encontraremos un relato que nos ayudará a comprender que no tenemos todo tan claro como pensamos, y que nuestra mirada muchas veces está muy empañada y vemos sólo una parte de la realidad, no podemos encontrar el tesoro que, a veces está a nuestro lado.

Con alegría y regocijo este 2018 nos encuentra más presentes y confiados en el trabajo de nuestra comunidad, en búsqueda del crecimiento y la fortaleza espiritual, para construir desde el amor y con la mirada de Jesucristo un camino de verdad, y redención.

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top