Publicaciones Destacadas
Estás aquí: Inicio / Recursos / Catequesis / Mes de Mercedes

Mes de Mercedes

Mes de Nuestra Madre de la Merced

vírgenM… ayuditas para dos semanas de oración

Una vez por semana rezaremos un misterio del Rosario representado de diferentes maneras. Tiene que haber alumnos que representen a la Virgen María y distintos personajes que se encuentran en las escenas. En cada Avemaría, la Virgen realiza una acción  semejante a la que se enuncia en el misterio que rezamos, pero en situaciones actuales.

Los misterios que rezaremos cada semana son:

1º –  Visita de María a Isabel. (segundo misterio de Gozo): “Servicio de María, a pesar del qué dirán.

2º – Envío misionero y Ascensión de Jesús (segundo misterio de Gloria): María Misionera, va con los discípulos llevando la Buena Noticia.

PRIMERA SEMANA 

1º –  Visita de María a Isabel. (segundo misterio de Gozo):“Servicio de María, a pesar del qué dirán».

  • Lunes : Dedicado a los jóvenes

(Introducción)

Hoy comenzamos el mes de Nuestra Madre de la Merced. En estos días en que estaremos orando más de cerca con María, también con la Iglesia buscaremos acercarnos más a la Palabra de Dios, por ser el mes de la Biblia.

Septiembre es también especial por ser el tiempo alegre de inicio de la primavera y el mes de los estudiantes.

Por eso hoy rezaremos especialmente por los jóvenes estudiantes de nuestra comunidad.

Oración:

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Madre querida, hoy queremos confiarte a los jóvenes de nuestras familias, y especialmente a aquellos que en el mundo sufren cautividad.

Sé para ellos modelo de vida, ejemplo de alegría, de vitalidad y de libertad.

Vos que permanecés para siempre joven en la eternidad, protejé a quienes atraviesan esta hermosa etapa de búsquedas y encuentros, de fortalecimiento de la personalidad y de opciones de vida definitivas. Amén

A cada intención respondemos: Madre protégenos con tu amor.

  • Intercede por los jóvenes cautivos de la droga, el alcohol, la violencia y la explotación laboral.
  • Por los jóvenes que son víctimas de las injusticias sociales y están privados del acceso a la educación.
  • Para que no caigamos cautivos del desánimo, la falta de fe y de esperanza.

Ofrenda de plantas con flores:

Regalamos a María estas flores como signo de nuestro cariño y gratitud por su protección. (una planta por nivel, la acercan distintos representantes)

Cantamos mientras tanto: “Se llama María”

  • Martes: Dedicado a las madres y a los niños por nacer

Nos dice el Evangelio: Apenas Isabel oyó el saludo de María que llegaba a su casa, el niño saltó de alegría en su vientre, e Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: «¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme? Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno. Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor». (Lc 1, 41-44)

Oración:

Madre de la Merced, hoy te pedimos por las madres, y por los niños por nacer.

Te recordamos dispuesta y alegre, visitando a tu prima, llevando al Redentor en tus entrañas, enseñándonos el valor liberador de la visita, contagiándonos tu alegría, la felicidad inmensa que te trajo tu maternidad.

Recurrimos a vos para pedirte que acompañes y fortalezcas a aquellas que son el alma del hogar, así como acompañaste a Isabel, y también te pedimos por las pequeños niños que crecen en el seno materno y que en nuestros días, más que nunca, necesitan ser defendidos para que puedan nacer.

Ponemos especialmente bajo tu manto protector a las mamás embarazadas de nuestra comunidad, y a sus hijos. Cuídalos, Madre. Amén.

Gesto:

Anotar en un corazón de goma eva los nombres de las mamás embarazadas y de los niños por nacer, de nuestra comunidad.

Mientras hacemos la oración, los alumnos que son familiares de esas mamás los van pegando en la columna al pie de la Virgen.

Preceptores y maestras: Preguntar en sus cursos si tienen en las familias mamás embarazadas para repartirles los corazones con anticipación, y anotar los nombres.

  • Miércoles: Preces por las madres y niños por nacer.

María embarazada dijo a su prima Isabel: “Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de alegría en Dios, mi salvador, porque el miró con bondad la pequeñez de tu servidora. En adelante todas las generaciones me llamarán feliz, porque el Todopoderoso he hecho en mí grandes cosas: ¡su Nombre es santo!”

 

María, vos que conociste la experiencia del embarazo y la maternidad, escucha nuestra oración por todas las madres, por las que acogen la vida y son cimiento de su hogar.

Con cada intención oramos juntos diciendo: Madre, protégenos con tu amor

  • Concede a las mamás sabiduría para guiar a sus hijos por el camino del bien, para educarlos con el ejemplo de su fe.
  • Te pedimos por los niños por nacer, vidas inocentes que precisan el cuidado de sus madres.
  • Fortalece e ilumina a toda mujer que haya sido bendecida con un embarazo, a fin de que lo acepte con la alegría con que vos recibiste a tu hijo Jesús.

Dios te salve María…

Canto…

  • Jueves: Camino a la casa de Isabel.

 El Ángel, luego de anunciarle a María que sería la madre del Hijo de Dios, le dijo: “También tu parienta Isabel concibió un hijo a pesar de su vejez, y la que era considerada estéril, ya se encuentra en su sexto mes, porque no hay nada imposible para Dios». María dijo entonces: «Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho». Y el Ángel se alejó.

María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá…María permaneció con Isabel unos tres meses y luego regresó a su casa.

Oración:

María ayúdanos a estar dispuestos a ayudar y a acortar las distancias que nos separan de nuestros hermanos. Vos que te arriesgaste a salir de tu casa para servir a tu prima que se encontraba lejos, a pesar de los chismes y las incomprensiones de tus vecinos, ayúdanos a hacer el bien como vos, sin tener en cuenta el “qué dirán”.

Que las incomprensiones de la gente no nos frenen en los buenos propósitos. Que sintamos la seguridad de estar bajo la mirada de nuestro buen Dios. Amén.

Nuestra Madre de la Merced, Ruega por nosotros.

  • Viernes: Rezamos un misterio del Rosario

 En el segundo misterio de Gozo contemplamos:

“La visita  y el servicio de María, a pesar del qué dirán.”

“Como el día en que María fue a visitar a Isabel, ella va recorriendo nuestro mundo donde hay personas que, también necesitan de su ayuda y se pone a servirles. Les lleva la presencia de Jesús. En cada gesto suyo del Evangelio nos invita a imitarla, porque brinda su ayuda sin esperar nada a cambio, y a pesar del “qué dirán”. Hoy podemos llevar nosotros la presencia de Jesús y de María a nuestro pueblo.

La llegada de Jesús tiene siempre una invitación a acercarnos a nuestros hermanos, como María, en una actitud de servicio dulce y sencillo, para que nuestra vida y nuestro mundo estén cada vez más impregnados de amor y de alegría.”

(Padrenuestro… diez avemarías… gloria)

Representación mientras rezamos las avemarías del Rosario:

Las galerías del colegio, representan el mundo actual. Una alumna vestida como María recorre las galerías como si saliera de su casa hacia la casa de Isabel, y se va encontrando con distintas personas,:

  • Levanta a un niño que duerme, y le da el desayuno.
  • Un joven que está “metido” en el celular, con cara de angustia, aislado. María se acerca y le habla, lo escucha, lo mira a los ojos, lo hace ver hacia su compañero que está también aislado mandando mensajitos. Se acercan, se sonríen, se ponen a charlar. Cambia la expresión de sus rostros.
  • Un anciano está sentado solo. María se acerca, le pone unas pantuflas y un abrigo, se pone a tomar mates con él, sentado al lado y a charlar.
  • María camina un poco más, y se pone a barrer otro sector de las galerías (o del patio). Pasa un grupo de chicos y se ríe de ella, sin embargo sigue haciéndolo.
  • Finalmente llega hasta Isabel y la abraza, la saluda.

SEGUNDA SEMANA  

2º – Segundo misterio de Gloria: Envío misionero y Ascensión de Jesús 

  • Lunes : Dedicado a orar por todos los cristianos, para que perseveremos en el seguimiento de Jesús

Oración:

 En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

María, precisamos que nos ayudes a fortalecer nuestra fe. Muchas veces nos cuesta perseverar en el seguimiento de Cristo. Porque nos dejamos aturdir por las contradicciones de nuestro propio pecado, porque no es fácil comprometernos a transformar la realidad. Contágianos esa fuerza que te mantuvo de pie junto a la cruz, la fe, para que nunca escapemos de los desafíos que implica ser seguidores de Jesús. Ayudanos a orar pidiendo lo que es más conveniente para todos nosotros: la luz y la fuerza del Espiritu Santo.

Ven Espíritu Santo llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envíanos Señor tu Esíritu para darnos nueva Vida, y renovarás la faz de la tierra.

Madre de la merced, ruega por nosotros.

  • Martes: Rezamos un misterio del Rosario.

En el segundo misterio de Gloria contemplamos: El Envío misionero y Ascensión de Jesús:

  “Jesús Resucitado dijo a sus discípulos: «Yo he recibido todo poder en el cielo y en la tierra. Vayan, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a cumplir todo lo que yo les he mandado. Y yo estaré siempre con ustedes hasta el fin del mundo».” (Cfr. Mt 28,16-20)

María, te pedimos que como hiciste siempre en la vida de la Iglesia, nos acompañes llevando la Palabra de Jesús a todo el mundo.

(Padrenuestro… diez avemarías… gloria)

Representación mientras rezamos las avemarías del Rosario:

Un alumno representa a Jesús que envía a los discípulos. Doce apóstoles (chicos) y la Virgen (chica) van recorriendo las galerías donde están formados los alumnos y les dan el saludo de la paz y les hacen en la frente una señal de la cruz con agua bendita, y les dejan un mensaje del Evangelio, escrito. (un papelito).

  • Miércoles:  Escuchemos la reflexión del Papa Francisco durante la homilía de Pentecostés. 

“El mundo tiene necesidad de hombres y mujeres no cerrados, sino llenos de Espíritu Santo. El estar cerrados al Espíritu Santo no es solamente falta de libertad, sino también pecado”.

«El mundo tiene necesidad del valor, de la esperanza, de la fe y de la perseverancia de los discípulos de Cristo… El don del Espíritu Santo ha sido dado en abundancia a la Iglesia y a cada uno de nosotros, para que podamos vivir con fe genuina y caridad operante, para que podamos difundir la semilla de la reconciliación y de la paz”.

«Reforzados por el Espíritu Santo y por sus múltiples dones”, llegamos a ser capaces de “luchar contra el pecado y la corrupción”, y de “dedicarnos con paciente perseverancia a las obras de la justicia y de la paz”.

Los apóstoles «antes asustados y paralizados, encerrados en el cenáculo para evitar las consecuencias del viernes santo, ya no se avergonzarán de ser discípulos de Cristo, ya no temblarán ante los tribunales humanos”. Gracias al Espíritu Santo comprenden que “la muerte de Jesús no es su derrota, sino la expresión extrema del amor de Dios”.

Oración:

Te pedimos María que hoy estés acompañándonos para que nos unamos con la fuerza de la oración en el Espíritu Santo. Así podremos dar el testimonio de amor, de justicia y de paz que el mundo necesita. Amén. Dios te salve….

 

  • Jueves: Que podamos llevar la luz de Jesús a todos los hombres.

 Jesús nos dijo: Ustedes son la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad situada en la cima de una montaña. Y no se enciende una lámpara para meterla debajo de un cajón, sino que se la pone sobre el candelero para que ilumine a todos los que están en la casa. Así debe brillar ante los ojos de los hombres la luz que hay en ustedes, a fin de que ellos vean sus buenas obras y glorifiquen al Padre que está en el cielo. (Mt 5, 13-17)

 Oración:

Te pedimos María por todos los que somos seguidores de Cristo: Libéranos del miedo y de nuestra falta de fe, cuando pensamos que no hay remedio para tal persona o tal situación. Refréscanos la memoria para tener presente las palabras del ángel:”para Dios no hay nada imposible.”

María de la Merced, danos un corazón misericordioso y sensible al clamor de los cautivos, inspíranos la acciones concretas, las buenas obras que permitan que los ayudemos a recuperar su libertad y su dignidad, para que todos glorifiquen al Padre que está en el Cielo. Amén.

  • Viernes: Oramos con el Papa Francisco por la Unidad de la Iglesia

“Pidamos al Señor que nos haga entender la ley del amor. ¡Qué bueno es tener esta ley! ¡Cuánto bien nos hace amarnos los unos a los otros en contra de todo! Sí, ¡en contra de todo!

A cada uno de nosotros se dirige la Palabra de Dios: “No te dejes vencer por el mal, antes bien, vence al mal con el bien” (Rm 12,21). Y también “¡No nos cansemos de hacer el bien!” (Ga.6,9).

Todos tenemos simpatías y antipatías, y quizás ahora mismo estamos enojados con alguno. Al menos digamos al Señor: “Señor, yo estoy enojado con este, con aquella. Yo te pido por Él y por ella”. Rezar por aquel con el que estamos irritados es un hermoso paso en el amor, y es un acto evangelizador. ¡Hagámoslo hoy! ¡No nos dejemos robar el ideal del amor fraterno!” (EG101)

“Los desafíos están para superarlos. Seamos realistas, pero sin perder la alegría, la audacia, y la entrega esperanzada. ¡No nos dejemos robar la fuerza misionera!”(EG109).

Ayúdanos María a crecer en la unidad de la Iglesia, para que en nosotros se manifieste la fuerza Redentora de tu hijo que vino a reconciliar al mundo.

Ruega por nosotros y con nosotros a nuestro Padre, para que vivamos como hermanos:  Padrenuestro…

 

 

Acerca de Caballito

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top